las mejores playas de mexico

Consejos para viajar con niños y disfrutar de tus vacaciones

Consejos para viajar con niños y disfrutar de tus vacaciones

El viajar con niños es una de las cosas que más limitan el lugar hacia donde quieren viajar las personas. Un porcentaje de viajeros marcan en los recomendadores de viajes los lugares “aptos para niños”.

A continuación, te presentaremos siete apartados que presentan consejos generales para saber dónde, cómo, en qué medio de transporte, y qué hacer al viajar con niños.

1. Elige el destino más adecuado

El primer punto a decidir cuando viajamos con niños, es el destino adecuado para nuestros gustos y expectativas. Generalmente cuando buscamos elegir un destino se recurren a los consejos de familiares o amigos.

Sin embargo, los destinos exóticos han aumentado y no es fácil encontrar aquellos consejeros que nos puedan dar su perspectiva de viaje a Nueva Zelanda, India o Perú.
Existen varias agencias de viajes (físicas y en internet) y que se dedican a este tipo de mercado, contando con un catálogo de paquetes de viajes específicos para viajar con niños. Puedes visitar ‘Kids can travel’, es en inglés, en español puedes encontrar, Babyviajes.com. Sin embargo, las grandes agencias ya están prestando más atención a este tema y están buscando contar con proveedores que cuenten con infraestructuras y servicios para aquellos que gusten de viajar en familia.

Si buscas información que pueda contrastar la de las agencias, entra a foros especializados como Cyberpadres.com en el que podrás compartir con otros padres las experiencias que han tenido y hacer preguntas que te ayuden a elegir tu destino.

2. Elegir el paquete de viaje

Así como es de importante elegir tu destino, también lo es el paquete a contratar. Normalmente las agencias ofrecen paquetes cerrados, pero también existen otras posibilidades.

Un viaje libre con niños no es descabellado, sin embargo requiere de una mayor planeación. Hay detalles que pueden fallar, entre adultos se puede arreglar improvisando, pero es mejor tenerlos previstos cuando hay niños, y sobre todo, pequeños. Las estadísticas muestran que las familias escogen paquetes organizados cuando viajan a países exóticos o lejanos.

Una opción que está tomando mucha fuerza es viajar en grupos de varias parejas con niños, para así poder alternar la vigilancia y la atención a niños pequeños.

Pero si escoges un viaje totalmente organizado por la agencia, tienes que checar que esté diseñado para niños ya que ellos no se someten fácilmente a la rigidez de los horarios, largas jornadas en autobús o las visitas intensas por museos y monumentos.

3. Eligiendo el hotel

Para elegir tu hotel debes tener en cuenta muchos factores. Entre los puntos más importantes se encuentran los siguientes:

• El destino (ciudad, montaña, clima, etc…)
• El número de personas que viajan.
• Los gustos y actividades que se pretenden hacer.
• Servicios que se desean (animación infantil en hoteles, piscinas, etc…)
• Duración de las vacaciones.
• El precio.

Depende de cada familia en pensar si los niños se van a encontrar más cómodos en un hotel, departamento, casa o campamento.

Además de elegir el alojamiento, es importante elegir el lugar en concreto. Para esto hay que acudir a los consejos de amigos o dedicar un gran tiempo a leer páginas especializadas y foros en dónde viajar con niños es un tema frecuente.

En todo caso, es bueno una vez que seleccionaste el lugar, llamar y explicar a la gerencia que viajarás con niños y confirmar si en verdad cuentan con los servicios que nos animaron a seleccionar ese lugar.

A continuación te presentamos una serie de consejos específicos en función del tipo de alojamiento seleccionado.

HOTEL

• Seleccionar aquellos hoteles que tengan habitaciones y zonas comunes espaciosas.
• Además es muy conveniente asegurarse que se disponga de programas de animación infantil dentro del hotel o una buena oferta de actividades y excursiones guiadas.
• Consultar tarifas y ofertas especiales de algunas cadenas que suelen tener tarifas especiales y ofertas para familias que viajan con niños.

DEPARTAMENTO O CASA EN EL CAMPO

• Los apartamentos o casas rurales tienen como ventajas principales la disponibilidad de zonas comunes en las que se puede ver la televisión, leer o jugar, y además una infraestructura adecuada para cocinar y poder desayunar y hacer alguna de las comidas en “casa”.

CAMPAMENTO

• El camping es una de las opciones favoritas de los más pequeños ya que esta opción les permite dormir en tienda de campaña, estar en contacto con la naturaleza y hacer amigos muy fácilmente.
• Evidentemente la caravana o el bungaló son más cómodos, pero en la actualidad se venden tiendas de campaña muy grandes (y fáciles de montar) por precios muy razonables (100 a 150 euros) que disponen de dos dormitorios, zona común y techos altos (hasta 1.85metros) que permiten tener una pequeña zona de juegos y que toda la familia esté cómodamente instalada.
• Cada vez más campings cuentan con piscina, lo que puede ser una ventaja para dejar pasar las horas de más calor en verano.
• Es conveniente tener en cuenta si el camping está cerca (o dentro) de una localidad con servicios que los niños pudiesen necesitar.
• También hay que preguntar si el camping dispone de zonas comunes “bajo techo” para juegos, y actividades programadas de tiempo libre. Aunque es muy agradable estar en un camping cuando hace buen tiempo, si llueve o si hace frío se agradecerá tener zonas más resguardadas.
• Los campings suelen ser gratuitos para niños menores de 3 años y tienen precios reducidos para menores de 10-12. En todo caso, consultar con anticipación las condiciones.

4. Tips para viajar en avión, tren, autobús o coche de alquiler.

El medio de transporte a elegir es también fundamental cuando se viaja con niños. Unas maravillosas vacaciones pueden quedar arruinadas si los niños están agotados por un número excesivo de horas en la carretera o si no nos olvidamos de llevar juguetes que les distraigan.

En todo caso, cada medio de transporte tiene sus peculiaridades.

EN AVION
• Llegar pronto al aeropuerto es fundamental. El estrés por las colas y la posible pérdida del avión es mucho menor, y los niños lo agradecerán. Además, en muchos aeropuertos internacionales hay salas de juego especiales para niños.
• El asiento que se seleccione también es importante. Si es posible, reservar la plaza con anticipación, haciendo el “chek-in on line” o llegando pronto al aeropuerto, para poder elegir los que tengan más espacio para moverse. Normalmente las familias prefieren la primera fila en las compañías “low cost” o la primera después de primera clase en compañías “premium”. La salida de emergencia es sólo una opción si los niños son mayores.

• Darle al niño algo para que se distraiga durante el viaje. Si estamos hablando de vuelos transoceánicos de más de 8 horas, es recomendable darle al niño algún juguete nuevo (la novedad le atrapará durante unas horas) y, por si acaso, también su juguete favorito.
• En los aviones que no disponen de pantalla individual para cada pasajero, un DVD portatil puede hacer maravillas.
• Dependiendo de la edad, la música, un comic, un libro o una videoconsola también serán de gran utilidad para que las horas de viaje no se conviertan en algo tedioso.
• Avisar a la compañía área que se viaja con niños. Normalmente estas disponen de menús infantiles y dan a los niños pequeños regalos.
• A nivel logístico, se puede llegar con el carrito del niño hasta la puerta del avión, dónde el personal de la compañía se lo guardará en la bodega y posteriormente se lo devolverán tras el aterrizaje.
• Es importante consultar con la compañía las condiciones y tarifas para niños, así como los medios con que cuentan tales como cunas (únicamente en vuelos largos). Normalmente los niños menores de 2 años viajan sin ocupar asiento y pagan únicamente una cantidad que equivale al seguro de viaje.

EN TREN O AUTOBÚS
• Tanto si se viaja en tren como en autobús es conveniente planificar con antelación la ruta y los posibles transbordos para evitar tiempos de espera excesivos en estaciones. Salvo en grandes ciudades, las estaciones no disponen de salas especiales o lugares cómodos para esperar con los niños, así que es mejor evitar quedarse “colgado” durante horas.
• Asegurarse de reservar asientos juntos para toda la familia, y dejar los de las ventanillas para los más pequeños.
• Aunque depende de cada país y de las diferentes compañías, en general, los niños muy pequeños (menos de 3 o 4 años) no suelen pagar billete o tienen tarifas muy reducidas.

EN COCHE DE ALQUILER
• Como mínimo tendrán que viajar dos adultos, para que el conductor pueda concentrarse en la conducción en caso que los niños estén un poco revoltosos o tengan cualquier incidencia en el asiento de atrás.
• Por supuesto deberán alquilarse sillas especiales, adaptadas a la edad de los niños. Advertirlo con antelación en la agencia de viajes o la compañía de alquiler. En muchos países estas sillas no son utilizadas frecuentemente, pero si no se va a disponer de ellas quizá sea recomendable utilizar otro medio de transporte.

• Las etapas que se hayan planificado no deben ser muy ambiciosas, ya que los niños se agotarán si deben estar en el coche encerrados muchas horas. Además es conveniente que se estudien posibles paradas intermedias e incluso poder acortar la etapa y dormir en otro lugar en caso que el viaje se haga excesivamente largo.
• Tener en cuenta que en muchos países las condiciones de las carreteras son inferiores a las españolas, y muchas veces tendremos que calcular una media de 50-80 kilómetros por hora como máximo.
• Preparar el coche con anticipación. Es conveniente contar con parasoles y llevar botellas de agua y algo de comida (aunque no mucha para que no se empachen).
• La música nos ayudará en muchas ocasiones a distraer a los niños durante el viaje. Preparar una selección con su música favorita. Además de los CDs, el coche es el lugar perfecto para cantar en familia y divertirse de lo lindo repitiendo canciones.
• Si se dispone de un coche tipo monovolumen (bien por ser el vehículo propio o por haberse alquilado), se puede fácilmente jugar a juegos de mesa o las cartas.
• Un DVD portatil ha salvado más de un viaje con niños…
• Llevar un balón para poder jugar y estirar las piernas en las paradas de las autopistas o carreteras.
• Intentar no perderse para evitar el estrés que conlleva. Planificar la ruta previamente, llevar un mapa o un GPS.
5. Actividades para pasar unas excelentes vacaciones

EN LA NIEVE:
• En invierno ir a esquiar, montar en trineo o simplemente andar por la nieve son magníficas actividades para disfrutar en familia. Eso sí, deben observarse ciertas medidas de seguridad, como seleccionar muy bien las botas para que sean impermeables y abrigadas y, a poder ser, llevar polainas que eviten que entre nieve en los pies. Un día caminando con unos pies húmedos y con mucho frio puede provocar principio de congelaciones (y muchos lloros). Guantes, bufanda, gorro y varias capas de ropa también serán necesarias.

• Llevar además algún termo con bebida caliente y algo de chocolate para recuperar energías. También deberá llevarse un mapa de la zona con la ruta marcada, haber avisado de dónde nos dirigíamos y tener un teléfono móvil con batería suficiente.
• Muchas estaciones de esquí disponen de zonas especialmente diseñadas para niños y de actividades infantiles.

EN BICICLETA
• Ir en bici para visitar ciudades. Aunque no todas las ciudades están acondicionadas para ello, si hay carriles bici es una buena y divertida oportunidad alternativa al trasporte público o el coche. Muchas compañías que alquilan bicicletas (sobre todo en Europa) tienen “tándems” que permiten que los padres sean los que lleven a los niños, para aseguren que no tengan ningún accidente.
• En el campo la bicicleta es una muy buena opción pero hay que asegurarse que el terreno es sencillo.

SENDERISMO EN EL CAMPO O EN CIUDAD.
• Si se quiere hacer senderismo hay que tener en cuenta tres aspectos fundamentales: 1) los recorridos no deben ser muy duros y deben estar adaptados a la edad de los niños; 2) el material es importante y deberá llevarse ropa de abrigo, chubasquero y protección solar (en función de las predicciones); 3) también es conveniente alternar la ruta con actividades intermedias: nadar en un lago, visitar una granja o practicar algún deporte de aventura, aseguran la distracción y diversión de los niños.
Otras actividades que garantizan el éxito son ir al parque de atracciones, a la playa o la piscina.

6. ¿Qué llevar en la maleta?

• Hacer la maleta es una tarea aún más complicada de lo normal cuando se viaja con niños. Las cosas que deberán llevarse dependerán bastante de la edad de los niños y del tipo de viaje. Además, en función de la edad será más conveniente que el niño tenga su propia maleta e incluso que ayude a la hora de prepararla.

• Es conveniente llevar ropa muy cómoda (por encima de la estética) para los viajes. Además, aunque no se puede cargar la casa a cuestas, es mejor si se coge un juguete que pueda amenizar tiempos de espera y transporte y así evitar que el niño se aburra.
• Algunos productos imprescindibles si se viaja con niños son: mochila pequeña para llevar las cosas del niño, repelente de insectos y antiestamínico, almohada, o una visera.

7. Prepara botiquín, contratar un seguro médico y analizar las condiciones sanitarias del destino.

• Preparar un botiquín con los medicamentos básicos que llevarías a cualquier viaje, añadiendo algún analgésico especial para niños, polvos de talco, toallitas pequeñas, descongestionador nasal, crema anti inflamatoria, etc.
• También es muy importante consultar con las autoridades competentes. El Ministerio de Sanidad ofrece una serie de consejos para viajar con niños así como el calendario internacional de la OMS de vacunaciones.

• En muchos destinos es especialmente conveniente concertar un seguro de viaje que cubra cualquier gasto médico que pueda afectar a la familia. Los costes en determinados países sanitarios son altísimos y es conveniente tener ese aspecto cubierto.
• Llevar crema protectora adecuada al tipo de piel, número de horas de exposición al sol previstas y características climáticas del destino. En principio, un niño no debería estar expuesto sin protección al sol más de 20 minutos, mientras que con protecciones factor superior a 15 (mejor 30) ya puede estar varias horas (siempre que no sea en condiciones extremas). Es conveniente poner la crema solar en casa (o en el coche), antes de estar expuesto. Cuidado con los días nublados porque aunque no lo parece también se pueden sufrir insolaciones o quemaduras en la piel.

8. Aspectos burocráticos.

• Los niños tienen que llevar documentación que les identifique. En función del destino será necesario llevar el pasaporte e identificación, acta de nacimiento. Si los niños están viajando sin los padres, los adultos que les acompañen (abuelos, hermanos, etc..) deberán tener una autorización.
• Consultar con el Ministerio de Exteriores las condiciones de seguridad del destino y especialmente en lo referente a los niños.

Artículos Relacionados con Consejos para viajar con niños y disfrutar de tus vacaciones

Deja un Comentario sobre Consejos para viajar con niños y disfrutar de tus vacaciones

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Los spas y contacto con la naturaleza Playas en Mexico
Articulos y tips de viaje sobre Playas en Mexico
Tips para tomar fotos increíbles en tu próximo viaje Playas en Mexico
Articulos y tips de viaje sobre Playas en Mexico
¿Cómo proteger tu información personal en Internet? Playas en Mexico
Articulos y tips de viaje sobre Playas en Mexico