¿Te atreverías a probar comidas exóticas en tu próximo viaje?

Marvin Harris, antropólogo y escritor de Bueno para comer. Enigmas de alimentación y cultura, afirma que “los humanos somos omnívoros, comemos y digerimos toda clase de cosas, desde secreciones rancias de glándulas mamarias a hongos o rocas (o si se prefieren los eufemismos, queso, champiñones y sal) (…) larvas y saltamontes son manjares apreciados en muchísimos sitios, y en cuarenta y dos sociedades distintas las gentes comen ratas”.

Sin embargo, alrededor del mundo existen tabúes: los hindúes no se comen las vacas; los judíos y musulmanes no comen cerdo, o en España se comen al conejo y en Estados Unidos es visto como una aberración ya que este peludo orejón se usa como mascota.

Sushi delicioso pero venenoso

El fugu, está considerado una delicia en Japón sin embargo algunos de sus órganos contienen tetradotoxina, un veneno potente que te puede dejar tieso o parecido a un zombie. El veneno de este simpático pez globo puede matar hasta 30 personas; por esto solo cocineros hábiles como cirujanos y muy especializados, pueden cocinarlo.

En Haití, utilizan este pez para fabricar el polvo que utilizan en el vudú para fabricar muertos vivientes. Wade Davies antropólogo y botánico, investigó el uso de la tetradotoxina en algunas ceremonias vudú, estas experiencias fueron llevadas al cine en 1988 por el director Wes Craven.

El hecho de comer pescado fresco se ha vuelto una obsesión en Japón, tanto así que se llega a los tintes sádicos. El cliente escoge la pieza que más le apetece, y el cocinero lo filete con tal precisión que el animal sigue vivo, boqueando o pataleando mientras lo comen.

Salmón para alucinar

Hay peces como el Sarpa salpa que tienen una propiedad llamada Ichthyoallyeinotoxismo, que si llegas a probar te puede enviar a un viaje alucinante. Quienes los han probado dicen que tienen efectos similares a los del LSD y por esto les llaman dream fish (peces de los sueños).

El fotógrafo Joe Roberts de la revista National Geographic, dice haber probado uno y asegura haber estado entre colores y ciudades en la luna, con vehículos futuristas, naves espaciales y cosas fuera de este mundo.

Sapos psicotrópicos

En Estados Unidos, existen algunos lugares en donde tiene la costumbre de lamer sapos. A esta práctica se le llama Doing Kermit (por la rana René de Los Muppets) o Frenching the Prince (por el sapo que se convierte en príncipe azul). El sapo de Sonora (Bufo alvarius), es una especie de hábitos nocturnos y que vive en zonas áridas del oeste de Estados Unidos, segrega una sustancia llamada bufotenina que contiene Dimethyltryptamina o DMT una potente sustancia psicotrópica. Este sapo está considerado como una de las sustancias que te pueden llevar a la cárcel y se encuentra en la lista de la DEA.

Pescados y tiburones escandinavos

En Islandia los tiburones de la especie peregrino y boreal, forman parte de un platillo típico llamado Hákarl, en donde son sometidos a un largo proceso de fermentación. La carne de estas especies sin preparar, es tóxica ya que contiene un alto grado de ácido úrico. Quienes han probado este platillo aseguran que el olor es parecido al de los productos de limpieza para el baño. Los islandeses adoran este platillo y suelen servirlo en taquitos acompañado de aguardiente de papa, para que pase bien.

La preparación de otro de los platillos tradicionales en los países escandinavos suele durar varios días, como el del Lutefisk, que está hecho con pescado blanco seco (bacalao) y sosa cáustica, en donde el pescado aumenta de volumen y adquiere consistencia jabonosa.

Coctel de artrópodos

Imagina que tu dieta diaria estuviera compuesta de arañas, escorpiones, salamontes, grillo y demás bichos. En el libro de la doctora mexicana Julieta Ramos-Elorduy, Cocina rastrera y espeluznante: Guía gourmet de los insectos comestibles), se comprueba la importancia que tienen este tipo de especies en la alimentación humana ya que son una fuente abundante y barata de proteínas; hay 200 millones de insectos por cada ser humano en la Tierra estos en forma de larvas, o crujientes libélulas, cucarachas, mariposas, polillas, pulgones, entre otros.

En la cocina de nuestro país, se ha aprovechado este tipo de especies en gran proporción, podemos encontrar dentro de nuestra gastronomía a los chapulines fritos, los escamoles, las hormigas, jumiles, ahuautles (hueva de mosca), las larvas de la mariposa monarca, las de abeja blanca y hasta los gusanos de maguey los bebemos con un buen mezcal.

En tu próximo viaje no dudes en probar alguno de estos exóticos manjares y vive la intensidad de la aventura.

Artículos Relacionados con ¿Te atreverías a probar comidas exóticas en tu próximo viaje?

Deja un Comentario sobre ¿Te atreverías a probar comidas exóticas en tu próximo viaje?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Articulos y tips de viaje sobre Playas en Mexico
Articulos y tips de viaje sobre Playas en Mexico
Articulos y tips de viaje sobre Playas en Mexico